LUCHANDO POR SER MADRE


Terapias desde

Terapias desde

35,00 €

Disponible - (Imp. Incluidos)


TERAPIAS


Quién soy y cómo llegué hasta aquí…

Mi nombre es Natalia Eisenberg, tengo 41 años y soy médica especialista en medicina familiar y en cuidados paliativos.

Estudie Medicina en la Universidad de BuenosAires(UBA) Argentina, mi país de origen y allí realicé también mis dos especialidades por medio del MIR. Trabajé en consultas privadas, centros de salud, hospitales públicos y asistiendo en domicilio a pacientes con enfermedades avanzadas. Coordiné un grupo de profesionales de diferentes especialidades dedicado a los cuidados paliativos domiciliarios. Hasta que llegó el momento en el que decidimos migrar.

Una vez en España comencé la larga tarea de homologar mi título, cuestión que al cabo de un año estuvo resuelta favorablemente. Mientras tanto seguí estudiando y ampliando el enfoque de mi abordaje, sumando herramientas para practicar medicina integrativa.

Actualmente estoy colegiada en el Colegio Médico de Madrid, soy directora médica de la Clínica Ilion en Villaviciosa de Odón y atiendo pacientes en una consulta particular.

Ahora quisiera compartir con ustedes algo más personal…

La vida me ha enseñado muchas cosas que marcaron mi camino, tanto a nivel personal como profesional.

En principio, mi llegada a este mundo se hizo desear porque mis padres estuvieron 6 años buscando embarazarse y a pesar de no encontrar ninguna patología que estuviera impidiendo la concepción, se esforzaban en el intento sin resultados positivos. Hasta que una amiga les recomendó acupuntura. Luego de 3 meses de tratamiento llegó eso que tanto añoraban: estaban embarazados. Por eso desde pequeña experimenté la importancia y efectividad de esta terapia.

En mi adolescencia comencé con dolores de regla hasta que finalmente me diagnosticaron endometriosis. Pasé por 3 cirugías, dolores horribles y problemas de fertilidad. Peregriné por muchos médicos, bastante de los cuales no lograron ayudarme adecuadamente. Nuevamente la acupuntura estuvo allí para acompañarme y darme atención en todas las dimensiones de mi dolencia.

Cuando terminé mi carrera de medicina elegí dos especialidades que siguen un modelo de atención biopsicosocial ya que estoy convencida de que para resolver o sanar una situación de enfermedad crónica el abordaje no debe ser solo físico, sino emocional, social, espiritual…es decir, multidimensional.

Con el tiempo me di cuenta de que la medicina convencional se quedaba corta con las herramientas que ofrecía, por lo tanto decidí ampliarme y estudiar acupuntura y terapia neural. Además, he sumado las flores de Bach y la suplementación natural para completar la atención y poder realizar un abordaje integral de mis pacientes. Sumado a esto, siempre elijo trabajar en equipo para que cada miembro del equipo sume su granito de arena y su visión y conocimiento a favor de la mejor resolución de las patologías de quienes consultan.

¿Para qué sirve la acupuntura?

La acupuntura es una práctica de la medicina tradicional china con siglos de historia reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Es un tratamiento integral ya que tiene muchos beneficios para la salud psicofísica general. Consiste en colocar agujas muy finas, estériles y descartables en sitios del cuerpo específicos que llamamos puntos de acupuntura. Estos puntos se encuentran distribuidos en meridianos, que son como canales por los que circulan información y energía. Tratamos estos puntos específicos en diferentes meridianos para cambiar la situación que genera el desequilibrio y retornar al equilibrio interno para reactivar el flujo de energía que recorre nuestro cuerpo.

La primera sesión dura una hora y media y las siguientes una hora. Para realizar un tratamiento completo lo ideal es hacer al menos 1 o 2 sesiones semanales durante 2 meses, dependiendo del caso.

Muchas veces complemento mis sesiones de acupuntura con terapia craneosacral que es una técnica manual muy sutil que trata los desequilibrios del sistema cráneo sacro liberando tensiones. Estas tensiones a nivel del cráneo nos generan lesiones imperceptibles pero que afectan a muchas estructuras viscerales y del aparato locomotor y tratándolas podemos liberarlas. Además tratando el cráneo podemos incidir sobre los trastornos hormonales ya que accedemos a liberar tensiones de la hipófisis, una glándula que se encuentra en esta zona y que es la directora de orquesta del eje hormonal del sistema reproductor.

¿Qué es la terapia neural?

Consiste en la inyección de dosis muy bajas de anestésico local en determinadas zonas del cuerpo con fines terapéuticos. Se utiliza la procaina en dosis muy bajas por lo cual casi carece de efectos adversos. Su objetivo es restaurar los potenciales eléctricos de la membrana celular que se alteran cuando existe una patología. Al aplicar el anestésico, éste influye en el sistema nervioso vegetativo de manera que las cargas eléctricas se recuperan y se recobran las funciones normales de la membrana celular.

Muchas veces las cicatrices actúan como campos interferentes que impiden que recuperemos nuestra salud. Este es un claro ejemplo que puede resolverse con terapia neural.

Durante la primera sesión es muy importante realizar una historia clínica detallada para poder determinar los sitios en los cuales debemos aplicar el tratamiento. Este primer encuentro se desarrolla en una hora y media y los siguientes suelen durar una hora aproximadamente.

¿Por qué la terapia con flores de Bach?

Este tratamiento se realiza a través de 38 esencias florales naturales que tienen diferentes propiedades.

Su fundamento parte de la idea de que los desequilibrios emocionales son el origen de la enfermedades físicas y mentales, por lo que promueve un método de tratamiento capaz de armonizarlos y ayudar a reestablecer el equilibrio emocional perdido. Esto no sólo resulta beneficioso para la salud psicológica, sino que además estimula la capacidad propia del cuerpo para curarse a sí mismo.

Se realiza una primera entrevista donde se indagan esas emociones predominantes al momento de la consulta y a partir de este conocimiento se elige la flor o la combinación floral indicada para cada persona. Luego se pautan encuentros periódicos para hacer el seguimiento de la evolución.

Cualquiera sea el tratamiento que necesites, en mi consulta considero fundamental establecer un buen clima donde predomine la empatía ya que a lo largo del camino me he cruzado con una gran falta de ella. Y en estos momentos en los que ya nos sentimos suficientemente vulnerables, sumar más desaliento es innecesario y, hastame atrevo a decir, que es generador de más enfermedad.

Te invito a consultarme y a sacarte todas las dudas sin compromiso. Entiendo por lo que estás pasando , y aunque tod@s lo vivamos de manera diferente, saber que existen manos amigas en las que poder confiar siempre es tranquilizador.

Mi consulta está situada en el Barrio de Hortaleza, a escasos metros de la parada de metro Parque de Santa María, línea 4 y fácilmente accesible desde la M40. También llegan autobuses como el 9, 172, etc.

La primera consulta tiene un honorario de € 90 y las siguientes € 60.

En el caso de que quieras realizar sólo entrevistas online para asesoramiento en terapia floral de Bach y suplementosla primera consulta tiene un costo de €50 y los seguimientos de €35.

Muchas gracias!


Natalia Eisenberg , Médica y Paciente.


*Una vez realizado el pago , recibirás en menos de 24 horas la programación de la cita , y recuerda , no te asustes si se retrasa unos minutos , puede que esté terminando otra consulta .


Preguntas y comentarios destacados

Sé el primero en hacer una pregunta o comentario